“Buenas Prácticas de Manufactura (BPM)” de la FaCyT


BPM 02

El día martes 04 del corriente mes en horas de la tarde, se llevó a cabo una serie de cursos sobre “Buenas Prácticas de Manufactura (BPM)” dirigidos a propietarios y trabajadores de bares-comedores, ubicados en las inmediaciones del Campus de la Universidad Nacional de Itapúa.

Las charlas fueron realizadas en las instalaciones de los comedores y dictadas por estudiantes del octavo semestre de la carrera Ingeniería en Alimentos de la Facultad de Ciencias y Tecnología, bajo la dirección de la Ing. Rossana Giosa Castillo, encargada de la cátedra Gestión de Calidad de los Alimentos, yla coordinación del Departamento de Extensión de esta Unidad Académica.

El objetivo de los cursos fue dar a conocer los principios básicos de las BPM a los trabajadores que manipulan y expenden alimentos, creando así un espacio propicio para la aclaración de muchas incertidumbres sobre las legislaciones de salubridad vigentes.

Las BPM en la Industria Alimenticia son una “serie de prácticas y procedimientos básicos de uso obligatorio para las empresas en donde se reciban, fraccionen, procesen o envasen alimentos con el fin de obtener una alimento inocuo”. Con la implementación de las BPM se generan barreras para impedir la contaminación de los alimentos mediante acciones concretas como: manejo integral de plagas y la puesta en marcha de un programa POES de limpieza y desinfección de equipos y superficies, el cuidado de la higiene y salud personal, usar uñas cortas limpias y sin esmalte, la prohibición del uso de elementos personales, un correcto lavado de manos antes de elaborar, luego de ir al baño y después de cada interrupción, el uso de ropa adecuada exclusiva para la elaboración de alimentos el cabello recogido y con cofia, el control de contaminaciones cruzadas al momento de la manipulación de alimentos y del almacenado de los mismos. El registro y la verificación de todos los aspectos son de vital importancia para identificar posibles riesgos y adoptar medidas correctivas.

Las charlas tuvieron una duración aproximada de una hora cada una. Los participantes mostraron mucho interés y solicitaron mayor extensión de este tipo de cursos para poder interiorizarse mejor sobre estas prácticas y poder cumplir así con las normas de higiene establecidas por el Ministerio de Salud y Bienestar Social.

Al fin de cada curso, los estudiantes y la docente hicieron entrega de un certificado de participación de la charla a los propietarios de los comedores.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuente: Departamento de Comunicaciones de la Facultad de Ciencias y Tecnología.

 

 

 

 



Dejar un comentario